6 estrategias clave para la resolución de conflictos en tu empresa

May 28, 2024

-

Lapzo

Tiempo de lectura:
3 min

Este es el proceso que debes seguir para resolver los problemas de tu equipo laboral.

Los malentendidos forman parte de cualquier organización o grupo de trabajo, y en ocasiones, pueden surgir tensiones que afectan la productividad y el clima laboral. Por esta razón, hay que contar con estrategias para resolverlos de manera constructiva. Estas son algunas recomendaciones a tomar en cuenta ante un conflicto laboral. 

Tipos de conflictos laborales

Los tipos de conflictos laborales pueden variar dependiendo del tipo de organización y roles a desempeñar. Estos son algunos de los más frecuentes a través de distintos giros: 

Conflictos de roles: Cuando hay confusión en las responsabilidades y funciones de los empleados. Esto puede ocurrir debido a cambios en la estructura organizativa o falta de claridad en las descripciones de trabajo.

Conflictos de intereses: Cuando los objetivos individuales chocan con los objetivos de la organización o de otros empleados, ocasionando desacuerdos.  

Conflictos de poder: Se producen cuando hay desacuerdos sobre quién tiene autoridad sobre ciertos temas. Puede ocurrir entre empleados y gerentes o entre departamentos.

Conflictos por insatisfacción laboral: Se presentan cuando los empleados están insatisfechos con aspectos como salario, beneficios, horario de trabajo, etc. 

¿Cómo resolver un conflicto en mi grupo de trabajo?

Es fundamental abordar los conflictos laborales de manera oportuna y efectiva para prevenir que afecten el desempeño y la calidad de las relaciones en el entorno de trabajo. Una comunicación efectiva, habilidad para negociación y buena capacidad de liderazgo son claves al momento de resolver un problema en tu empresa. 

Fomenta un diálogo honesto entre las partes involucradas, busca un punto medio y guía el proceso de resolución para tener resultados favorables.

1. Identifica el problema

Comprende cuál es la raíz del conflicto y cuáles son las diferencias entre las partes involucradas. Analiza la situación a fondo y evita quedarte con la primera impresión, todo lo que puedas saber sobre el tema te ayudará a verlo desde todas las perspectivas posibles. 

2. Escucha activamente

Pon atención a las opiniones, preocupaciones y sugerencias de tu equipo con empatía y sin juzgar para comprender sus puntos de vista y necesidades. La escucha activa fomenta la confianza y el entendimiento mutuo.

Capacita a tu equipo para solucionar problemas de forma efectiva y eleva la productividad

   

3. Mantén la calma

Evita al máximo reacciones emocionales e impulsivas, ya que esto puede hacer más grande el problema. La serenidad facilita la toma de decisiones racionales y constructivas y brinda neutralidad. 

4. Genera opciones de solución en conjunto

Involucra a todos los puestos de trabajo que tengan lugar en la situación. Establece una atmósfera de confianza y respeto mutuo, y fomenta el colocarse en el lugar de los demás para ver la situación desde otro ángulo. Invita a aportar ideas para resolver el conflicto de forma beneficiosa para los involucrados.    

Saber escuchar y ver el problema desde todas las perspectivas ayuda a solucionar la situación.
Saber escuchar y ver el problema desde todas las perspectivas ayuda a solucionar la situación.
5. Establece acuerdos claros

Una vez que se haya escogido la solución, es necesario establecer los acuerdos de manera clara y específica. Expón las expectativas y tareas de cada rol abiertamente para prevenir conflictos futuros y garantizar que las partes cumplirán con lo que les corresponde. 

6. Ajusta si es necesario

Dale seguimiento a la implementación de las soluciones acordadas y si surgen dificultades haz los cambios que sean convenientes. Si consideras necesario generar una reunión para evaluar y hacer ajustes, involucra a las partes que les corresponden y vuelvan a tomar acciones.  

Al abordar los conflictos de manera oportuna se prevé una baja la productividad.
Al abordar los conflictos de manera oportuna se prevé una baja la productividad. 

Transforma los conflictos en oportunidades de crecimiento 

La gestión constructiva de problemas promueve un ambiente laboral colaborativo y productivo, fortaleciendo las relaciones entre los empleados. Además, el contar con las herramientas adecuadas agiliza los procesos internos y de recursos humanos, reduciendo los conflictos. 

Ofrece a tu equipo la oportunidad de capacitarse para la resolución de problemas, desarrollarse y crecer profesionalmente con una plataforma LMS. Contáctanos para saber más de las funcionalidades y descubrir cómo elevar los resultados en tu empresa, somos los aliados estratégicos en el desarrollo de talento.   

Tu también puedes
transformar tu organización
Agéndanos y te ayudaremos a conectar tu estrategia de talento con tu negocio.
Si deseas obtener más información sobre la protección de tus datos en lapzo, consulta nuestra Política de Privacidad.

Otros artículos que te pueden interesar

Nov 23, 2023

Cultura y clima organizacional, ¿son lo mismo?

En este blog, exploraremos más a fondo cada uno y cómo pueden afectar el éxito de una empresa.
Nov 23, 2023

Cultura y clima organizacional, ¿son lo mismo?

En este blog, exploraremos más a fondo cada uno y cómo pueden afectar el éxito de una empresa.

Únete a más de 300 equipos de
alto rendimiento y alcanza tus objetivos

Solicitar una demo

Logra que todos en tu empresa cumplan sus objetivos y superen sus límites.